Mi yo.

Siempre tuvo ese imán que atraia todos los desastres, pero nunca se dió por vencida, aunque fuese difícil, sabia que…

Lluvia de sangre.

Abrí los ojos; otro día mas de lluvia, cogí las pastillas de la mesita y me las tomé a palo…

Su lógica mas ilógica.

A modo de venda, cogía su pañuelo y se tapaba los ojos, ¿para que querer ver en un mundo de…

Es así.

Lloró, siempre en él olvido por si asusto. Temo a los demonios que habitan en mi memoria, y solo pienso…

Pero no pudo ser.

Todo terminó, hasta las ganas de querer callar tus palabras con besos, mis dedos en tu espalda escribiendo un te…