Conciencia

Sè que no hemos hablado mucho estos ultimos tres años, que a veces te has sentido tan sola que has recurrido a las pastillas o a autolesionarte. Que lo echas muchisimo de menos, ¿pero de verdad crees que la gente se acuerda despues de tres años?

Has pasado por tantas…pero me dijiste que jamas te rendirias, y hoy te siento cada vez mas apagada, no crees que deberias cambiar, dejar de cortarte, empezar a vivir?

Deja esa cuchilla, solo escuchame, porque hace tanto que no hablamos que me cuesta hacer brotar las palabras, sé que es facil decirlo, pero no quiero verte llorar, ver que te sientes sola y perdida, que ya no esta esa alma gemela.

Te he echo sentirte siempre tan inutil, tan inservible… Ahora veo normal el astio que sientes hacia esta sociedad, porque quieres morir pero no te dejan, y otro dia mas sigues en pie, en pie pero sola. Las dos sabemos que tu no quieres eso, tu quieres estar con el, con tu hermano, con tu heroe.

Y desde aquellas no has vuelto a ser la misma,¿por que ya no sonries?,¿por que ya no comes?

Sé que te has dado cuenta de que el tiempo pasa y pasa y tu sigues estancada en aquel porque. Que te duele ver como sigue todo menos tu, que no quieres eso, que no quieres nacer, esturdiar, trabajar y morir.

Que lo que quieres es morir, pero no te dejan, sin embargo pasan los dias y las noches, sola, en tu cuarto, llorando.

Anuncios

2 Comments

  1. Tantos hemos deseado alguna vez el morir. Pero muchas veces es dejar de sufrir lo que buscamos realmente, desaparecer, acabar con el dolor… De hecho el inflingirse dolor físico (golpes, cortes…) es una manera de distraerse del dolor de la mente, del corazón del alma.
    Cuando estás en el pozo parece que el tiempo se detiene, atrapado en la foto perversa y desquiciante de tu mente. Todos alrededor siguiendo con sus vidas, dándote mensajes de ánimo y apoyo, como si fuese tan fácil, como si bastase con desearlo… El mundo se vuelve hostil, incluso los que intentan ayudarte. Y te encierras más y más…
    Se pierde el hambre, la alegría, el sueño…
    Pero al final, este paseo por la oscuridad es un entrenamiento (duro y cruel en ocasiones) que nos ayuda a crecer como personas, a descubrirnos, a sacar lo mejor de nosotros mismos.
    Si ahora mismo no ves la luz al final de túnel es normal. Sigue caminando. Día a día. Aunque parezca que no tenga sentido. Aunque cueste. Porque al final se sale.
    Acepta que estás en la oscuridad. No seas demasiado severa contigo misma (podemos llegar ser muy crueles con nosotros mismos). Todo forma parte del proceso: el sinsentido, el dolor, el vacío… Y al final del camino encontrarás algo muy valioso: a ti misma.
    ¡Un abrazo y mucho ánimo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s