Visita con el psiquiatra.

Dieron las doce, y nos tocó él turno, él psiquiatra me miró y pregunto por que seguía triste por lo de jose ( mi hermano) si ya habían pasado tres años.

No entendí porque la persona que hace tres años trataba a mi hermano con depresión, el ultimo día que acudió al psiquiatra y quiso internarse porque tenia ideas malas,  y el psiquiatra lo pasó por alto. Él llego a casa y tomo sus propias medidas para hayarse en paz de una vez. 

A día de hoy él psiquiatra me pregunta por que ya no sonrio, que es la depresión la que habla por mi. Pero sé que el fallo lo tuvo por no internarlo ese 28 de noviembre.

Y 3 años después mi familia ya no desprende esa felicidad, ya no hay luz en esta casa, se acabaron las risas y comenzó él silencio aterrador.

Me pide que cambie de aires, que me vaya y empiece de cero, pero… Con que dinero?

Que fáciles ve él las cosas, cambia de vida y listo, a él le da igual que mi madre tenga que dormir noche tras noche fuera, con sesenta años ayudando a levantar dos personas encamadas ( cúando no puede ni con su alma) o que mi padre este en paro, y ya no cobre nada de nada, desde detrás de esa mesa en su consulta, las cosas se ven muy diferentes.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s